i·BIBLIO: Técnicas de Liberación Posicional

descarga¿Qué libro me compro? ¿Será bueno? ¿Didáctico? en resumen ¿merece la pena? En la vida de cualquier fisio siempre hay un momento en el que nos planteamos estas preguntas. Cursos, másters, congresos, jornadas, ponencias, eventos donde aprendemos cosas nuevas, donde abrimos los ojos y aparece ante nosotros un sistema de trabajo que no conocíamos… algún autor que nos fascina. Entonces acabas comprando el libro, lo lees, relees, ojeas, almacenas, ni tocas…cualquier opción es posible.

Con esta entrada, abro una nueva categoría dedicada a la literatura que considero muy interesante/interesante/poco interesante/nada interesante y también la que considero más interesante para los estudiantes de fisioterapia. Además, en la medida de lo posible, intentaremos realizar un acercamiento al autor. Y como en todo artículo de opinión, lo normal es que encontremos mucha gente completamente en desacuerdo…y sois los más importantes, con argumentos, para crecer.

El libro que abre esta sección es TÉCNICAS DE LIBERACIÓN POSICIONAL, de Leon Chaitow, editado por El Sevier, que además viene acompañado por un DVD-ROM que incluye secuencias de vídeo de las técnicas que aparecen en el libro; se nos presenta un  texto muy interesante, fácil de seguir y con muchas ilustraciones y esquemas que lo hacen más atractivo. Chaitow es un osteópata (British College of Osteopathic Medicine), naturópata, acupuntor inglés que ha escrito más de 60 libros, incluyendo algunos sobre salud natural, pero me voy a centrar en su trabajo sobre los tejidos blandos, donde es una verdadera eminencia reconocido a nivel internacional. Chaitow ha sido Senior Lecturer de la Universidad de Westminster, Londres, impartió clases desde 1993 a 2005 y de la que actualmente es Honorary Fellow. Además es un activo usuario de redes sociales como facebook.

chaitow¿Puede liberarse una articulación limitada sin ejercer fuerza? ¿se puede liberar de forma espontánea una miopatía que cursa con tensión excesiva? ¿es posible aliviar el dolor de forma instantánea, simplemente manteniendo los tejidos dolorosos en una posición de relajación? 

El autor plantea estas tres preguntas y nos sugiere, con datos clínicos en la mano, que la respuesta, en ocasiones, es afirmativa. Una de las afirmaciones que más me llamaron la atención al iniciar la lectura es que las técnicas de liberación posicional pertenecen principalmente a una clase de modalidades que invitan al cambio, en lugar de forzarlo, a la hora de tratar los tejidos en disfunción. En el libro se nos presentan distintas técnicas de liberación posicional y sus variaciones, las más importantes son:

  • Tensión/contratensión (TCT)
  • Técnicas funcionales
  • Liberación posicional facilitada
  • Liberación fascial
  • Manipulación craneal
  • Vendaje propioceptivo
  • Movilización con movimiento
  • Método Mackenzie
  • Técnica sacrooccipital (TSO): bloque y cuñas

Pero, ¿qué son realmente las técnicas de liberación posicional? En la contraportada del libro las define como tratamientos manuales suaves para el dolor y el espasmo muscular que implican el reajuste del tono muscular y la mejora de la circulación sanguínea.,Si tuviera que ponerlo un pero, y aunque no todo me convence (también por desconocimiento), sería el último capítulo donde nos plantean el tratamiento y aplicación de técnicas posicionales en animales, y donde personalmente creo que los fisioterapeutas no debemos entrar, los animales son de los veterinarios, así que si nos dedicamos a ello debemos estar asesorados (dirijidos) por profesionales que conozcan la anatomía y función propia de los animales.

Para terminar tan solo pediros vuestra opinión y experiencias y sugerencias para continuar en el futuro con el proyecto i·Biblio y con el acercamiento a autores.

Un saludo

Breve aproximación a los Puntos Gatillo, al Síndrome Miofascial y a la Punción Seca

images (1)La primera entrada de 2013 la vamos a dedicar a los Puntos Gatillo Miofasciales. Llevaba tiempo rondando una entrada sobre el síndrome del dolor miofascial y tras la entrada que publicó Orlando Mayoral en El Blog de los Puntos Gatillo, me he animado a hacer una aproximación a la punción seca y al dolor miofascial, dedicada sobretodo a pacientes por una lado y por el otro estudiantes de fisioterapia y fisioterapeutas recién titulados que quieran conocer una fantástico instrumento de trabajo y no sepan por dónde empezar a formarse. Yo les recomiendo empezar por esta técnica, a mi me abrió los ojos y me animó a seguir estudiando.

Cuando allá por el año 2007, junto con mi amigo Pablo Gisbert de Alcoi, me apunté al curso que impartían en el ICS de Elche, no tenía ni idea de la herramienta que iba a conocer y que tanta satisfacción me iba a proporcionar, la punción seca. Las primeras diapositivas del curso definían el Síndrome de Dolor Miofascial como el conjunto de signos y síntomas producidos por los PGM, y estos eras un “foco hiperirritable dentro de una banda tensa de un músculo esquelético” que “es doloroso a la comprensión y puede provocar un dolor referido característico, disfunción motora y fenómenos autonómicos”. Otra forma de definir un PGM sería decir que son pequeñas contracturas musculares causadas por placas motoras disfuncionales.

Lo primero que hay que presentar son las características de los PGM y cómo los fisioterapeutas las vamos a utilizar en nuestra práctica clínica para reconocerlos y poder tratarlos.  Los PGM pueden ser, dependiendo de su localización, centrales o insercionales y atendiendo a su actividad clínica activos o latentes.

Las características principales que nos encontramos en la clínica de los PGM son fundamentalmente siete,  algunas de ellas son utilizadas como pieza clave en los criterios diagnósticos:

  • Tensión a la palpación y banda tensa palpable
  • Focalidad del dolor a la palpación
  • Respuesta de espasmo local (REL)
  • Dolor referido
  • Rigidez y acortamiento
  • Debilidad del músculo y dolor a la contracción
  • Mecanismo activador de los PGM

Los criterios diagnósticos más empleados actualmente son los propuestos por Travell y Simons:

  • Banda tensa palpable, signo del salto.
  • Focalidad del dolor a la palpación
  • Reconocimiento del dolor a la palpación por el paciente
  • Limitación del movimiento con dolor al máximos estiramiento.

Fuentes de activación de los PGM:

  • Estiramientos forzados
  • Movimientos repetidos y alteraciones posturales.
  • Musculatura fatigadas + enfriamiento.

Factores de perpetuación:

  • Dismetria MMII
  • Asimetría pélvica
  • Pie Morton: segundo meta más largo de lo normal
  • Disfunción somática articular
  • Problemas posturales
  • Cicatrices
  • Nutricionales: vitaminas B1, B6, B12, C, Ac Fólico, Ca, K, Fe
  • Metabólicos – Endocrinos: Hipotiroidismo, hiperuriciemia, hipoglucemia.
  • Psicológicos: depresión, ansiedad.
  • Infecciones crónicas: virus, bacterias, parásitos
  • Otros: alteración del sueño, radiculopatías, enfermedades viscerales crónicas.

Una vez descritas las características más importantes de los PGM, de cómo los podemos reconocer, cómo se van a presentar, por qué han aparecido y cómo se pueden mantener el tiempo, tenemos que enfrentarnos a cómo los tratamos y las formas distintas de abordaje. Existen dos planteamientos: tratamiento conservador y tratamiento invasivo. El tratamiento conservador lo vamos a clasificar a bien como técnica manual o como técnica instrumental. Las técnicas manuales son:

  • Estiramiento analítico, para músculos poco irritables, valorando siempre el antagonista y nunca produciendo dolor.
  • Strech & Spray, donde el estímulo cutaneo con el frio permite bloquear el estimulo doloroso del estiramiento.
  • Técnicas de compresión,liberación por presión, aumentando la presión a medida que se va liberando la tensión en la banda.
  • Masoterapia, amasamientos y frotamiento longitudinal, estiramiento local del PGM.
  • Relajación postisométrica de Lewit, técnicas de energía muscular de Mitchell y técnicas de FNP.
  • Técnicas inhibitorias, Ward, Jones y Chaitow.

Las técnicas instrumentales serían las técnicas en las que empleamos termoterapia mediante ultrasonidos, calor húmedo, electroterapia con TENS, diadinámicas, terapia combinada, microcorrientes, ondas de choque, láser, biofeedback. Tanto las técnicas manuales como las instrumentales son técnicas que no deben aplicarse de forma aislada, sino combinadas para tener mayor éxito en nuestros tratamientos.

En cuanto al tratamiento invasivo o punción seca, nos encontramos dos vías de trabajo, bien superficial, como plantea Baldry, o bien profundo tal y como nos proponen Travell, Simons, Hong y otros. Baldry plantea una técnica poco profunda, como máximo de 1 cm, sin llegar al músculo, de tal forma que nos presenta una técnica sin peligros que combinada con otras técnicas, y aunque faltan estudios que confirmen su efectividad, nos aportan unos excelentes resultados.

Pero la verdadera protagonista es la punción profunda, que consiste en el empleo del estímulo mecánico de una aguja como agente físico para el tratamiento del SDM y de los  PGM, y aunque existen diferentes variedades, parece que la más efectiva es la técnica de entrada y salidas rápidas de Hong, que busca REL en cada entrada y salida (salida hasta el tejido celular subcutaneo) hasta que desaparecen o hasta que el paciente no admite más la técnica (tolerancia). Para que la técnica invasiva tenga un buen resultado debemos conocer profundamente la anatomía y la colocación de los PGM, sino perderemos efectividad al realizar la técnica.

MARCO LEGAL: El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España aprueba en Asamblea General en Madrid el 19 de Noviembre de 2011, la resolución 05/2011:

  1. La Punción Seca sustentada en la evidencia científica, es una competencia propia del fisioterapeuta. Las vías de formación deben exigir la titulación de Diplomado o Graduado en Fisioterapia como requisito indispensable para el acceso a los estudios profesionalizantes, siendo el marco universitario establecido y la formación por los colegios profesionales los más adecuados para tal fin.
  2. Toda regulación profesional de la Punción Seca deberá recoger en su postulado la obligatoriedad de la obtención previa del título oficial vigente para el ejercicio profesional de la Fisioterapia.

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Martínez JM, Pecos D. Diagnostic criteria and clinical features of myofascial trigger points. Fisioterapia 2005;27(2):65-8.
  2. Mayoral O. Invasive physical therapy in myofascial pain syndrome. Fisioterapia 2005;27(2):69-75.
  3. Mayoral O, Romay H. Conservative physical therapy in myofascial pain syndrome. Rev Iberam Fisioter Kinesol 2005;8(1):11-6.
  4. Mayoral O, Torres M. Invasive physical therapy and dry needling. Report on the effectiveness of dry needling in the treatment of myofascial pain syndrome and its use in Physical therapy. Cuest fisioter. 2009, 38(3):206-217

Principios básicos para trabajar con la salud de las personas (I): Vocación y responsabilidad.

Esta mañana me he encontrado con una situación cada vez más habitual, que me ha hecho pensar por qué me dedico a trabajar con la salud de las personas. La respuesta es fácil, no me imagino trabajando en otra cosa, esta es mi profesión, sino sería enfermero, auxiliar, médico, farmacéutico  podólogo, pero todo relacionado con la salud, es lo que me  llena; deduzco pues que esto es lo que llamamos vocación, del latín. vocatĭo, -ōnis, acción de llamar. Según la RAE, la vocación es una inclinación hacia un estado, profesión o carrera, en este caso hacia la fisioterapia.

quino-vocacion

De buenas a primeras no suelo pensar en estas cosas, pero hay veces…

Paciente de 36 años, en principio solo destacamos dos datos en la anamnesis: accidente de tráfico hace 7 años y cesárea hace 7 meses; acude a rehabilitación con la siguiente prescripción: 10 SESIONES FISIOTERAPIA RAQUIS CERVICAL Y DORSAL, Diagnóstico: Cervicodorsalgia. No se realiza ninguna prueba complementaria. Tratamiento farmacológico a base de relajantes musculares y aine’s. Hasta aquí, y sin entrar en detalles, todo más o menos correcto. Es en este momento cuando la paciente me cuenta las observaciones del traumatólogo que la visitó y entrecomillo porque lo merece:

“He ido al traumatólogo y me ha dicho que si con diez sesiones de fisioterapia no se cura es que será un hernia y nos plantearemos operar”

imagesSeguramente, o eso espero, estas no serán las palabras exactas del doctor. El paso del tiempo desde la visita, el dolor y la rigidez, habrán distorsionado sus palabras, pero…cuando la paciente te dice que el diagnóstico fue sin levantarse de su escritorio empiezas a pensar muchas cosas y no todas positivas. Es en este momento cuando piensas, ¿a este hombre le gustará su trabajo? Su trabajo, creo, no es operar, su trabajo es decidir qué es mejor para la salud de sus pacientes.

Si, y que nadie lo dude, esto es una crítica sin concesiones a todos los profesionales sanitarios, incluidos los fisioterapeutas, que creen que lo que hacen es la única forma de tratamiento posible. No hablo exclusivamente del trabajo multidisciplinar, estoy hablando de la responsabilidad que tenemos por el hecho de trabajar con la salud de las personas, que sepamos aplicar nuestras herramientas de trabajo mejor que nadie no significa que todos los pacientes que se nos presentan sean sensibles de ser tratados por nosotros.

En cuanto a lo de “vamos al fisio a ver si funciona” ¿esto qué es? Los fisioterapeutas nos formamos y nos actualizamos diariamente para estar, y que nadie se equivoque, a la altura de nuestros pacientes, y no para trabajar mejor, ni solucionar sin intervenciones, ni para ser ni más alto ni más guapo que nadie. Si un paciente nuestro necesita otro profesional, lo derivamos porque sabemos que es mejor para el paciente, y además nos preocupamos por saber cuales van a ser las actuaciones que pueden recibir por otros profesionales, únicamente mirando por la salud de nuestros pacientes.

Para concluir diré que la vocación y la responsabilidad son para mi los pilares fundamentales para trabajar con la salud de las personas; la vocación es imprescindible y la responsabilidad es elemental; es tan importante saber que podemos hacer como que no podemos hacer.

#3NFSR: La fisioterapia en su máxima expresión

Comité organizador fisioterapia sin red

“Somos un grupo de amigos, nos juntamos 8 por Internet, luego 12 y hoy somos 225”

Esta frase pronunciada por @villovi_fisio a la hora de finalizar las jornadas, resume perfectamente el poder que tenemos como colectivo. Colectivo en el que cabemos todos independientemente de nuestras especialidades. Hoy he entendido el eslogan:  “inteteligencia colectiva en conocimiento en fisioterapia 2.0”.

Este fin de semana se ha celebrado en Valencia la I Jornada Clínica de Fisioterapia Sin Red. Muchos de los allí presentes hemos ido conociendo este movimiento durante los últimos meses, al menos ese es mi caso, y este sábado 3 de noviembre de 2012 pasará a la historia de la fisioterapia por varias razones. La primera es la jornada en si misma, 4 profesionales presentando un método o concepto, más o menos conocido, y lo más novedoso, los 4 abordan 4 casos reales. La segunda es las ganas de cambio en la realidad de la fisioterapia, un cambio que haga crecer a la profesión y que llegue a la madurez. Este espíritu se ha contagiado a los presentes. Si queréis pruebas solo tenéis que comprobar el hastag #3NFSR que ha sido TT durante unas horas el sábado 3 de noviembre.

Pepe Guillart,  nos habló del abordaje en el método Mackenzie, desconocido totalmente para mi, pero desde hoy mismo voy a explorar el método por las múltiples posibilidades que nos da. El método Mackenzie, más allá de efectividad que tiene a la hora de tratar patología de la espalda, nos muestra como la observación en fisioterapia es sumamente importante. Robin Mackenzie, descubrió de forma casual, observando a sus pacientes, una forma de trabajo desarrollada al aplicar una serie de movimientos en la columna lumbar.

En cuanto a Iván Bennasar, nos propone un concepto en el que el ejercicio es la base del tratamiento. En su exposición consiguió que nos sintiéramos identificados, ¡que poco peso tienen los ejercicios en nuestro trabajo! Aunque el paciente no tuvo los beneficios esperados, al menos los que yo esperaba, tengo que decir que creo que era la exposición más complicada de todas, y el paciente no era nada fácil.

Carlos Rodriguez se encargo de introducirnos en neurología, INN – Neurodinámica,  y en lo bonito y preciosista de esta especialidad de la fisioterapia, creo coincidir con tod@s cuando digo que su ponencia fue la gran triunfadora del día. El tratamiento de la hemiparesia que pudimos ver fue sencillamente sublime, el buen uso de los tiempos, la actitud hacia el paciente y hacia la patología y como pudimos ver un tratamiento de tanto nivel que al acabar el público se puso en pie para dedicar una gran ovación al fisioterapeuta. Pocas veces tenemos la oportunidad de ver un trabajo tan íntimo y personal y el sábado en estas maravillosas jornadas pudimos disfrutarlo.

“La cabeza es redonda para cambiar el sentido del pensamiento” F.Picabia

Personalmente también me ha gustado mucho la última intervención de Julio Hernández que con mucha delicadeza ha ido desgranando poco a poco la patología de la paciente. Esta no era un paciente fácil, con una patología complicada, mucho tiempo de evolución, mucho tratamiento inútil, y se presentaba ante nosotros en un marco que seguramente le ha impactado, al final la paciente ha desarrollado una reacción emocional, llorando en plena sala, supongo que harta de ir de lado a lado y que su dolor, que le impide realizar AVD, no desaparezca.

Cuando terminaron las ponencias, comenzó un mesa redonda donde se abordaron aspectos técnicos que habían ido a pareciendo durante las ponencias de estos 4 supercracks de la fisioterapia, pera aparecieron otras cuestiones muy interesantes: la identidad de los fisioterapetas, el pensamiento crítico como base de nuestros abordajes, el razonamiento clínico como guía en nuestros tratamientos, el papel de las universidades la “educación” de los alumnos hacia la evidencia científica. Detrás de todos estos aspectos creo que había de forma enmascarada la sensación de lo que en realidad  hablábamos era de la marca fisioterapia y de cómo empezar a potenciarla, encontrar nuestro lugar y hacernos fuertes en él, investigando desarrollando proyectos como por ejemplo en el que estábamos en ese mismo momento. Creo que en el fondo de lo que allí se habló fue de fisioterapia en su máxima expresión.

Queda mucho trabajo por hacer, y el 2.0 es un buena forma de comenzar.

Un saludo

Os dejo unos enlaces a otros blogs que han escrito sobre el evento, merece la pena:

@blogfisio                                                      http://blogfisio.wordpress.com/2012/11/04/3nfsr-no-hace-falta-decir-mas/    @fisioactividad                                                   http://pakk23.wordpress.com/2012/11/05/3nfsr-i-jornadas-clinicas-fisioterapia-sin-red-ii/

Aquí estoy @fisiomasaje (Elisa) en el congreso

@fisiomasaje  y @vike81, desvirtualizados 

La vuelta al cole

Hace años que vengo pensando que debo estudiar algo más, y este jueves, con mucha ilusión empiezo osteopatia. Muchos diréis que a estas alturas, con un hijo de 6 meses,  ¡vaya jaleo! Era ahora o nunca, espero que el esfuerzo merezca la pena. Aunque llevaba tiempo dándole vueltas no me decidía y mucho menos dónde matricularme. La escuela de osteopatía de Madrid, la EFO o la Escola d’Osteopatia de Barcelona eran las tres posibilidades más viables. De las tres había oído hablar bien, de alguna había oído que no me dejara llevar por lo cuadriculados de sus profesores y de otras que no están tan bien organizadas y no siguen unos esquemas prefijados, pero la decisión la tome cuando un profesor de una de ellas me dijo que: “fuera dónde fuera que estudies, mantengas una actitud crítica y que amplíes todo lo que puedas en los libros y en la literatura medico-científica (osteopática y sobretodo no osteopática). Para estudiar osteopatía uno debe tener la mentalidad abierta pero, cómo se suele decir, no tan abierta como para que se te caiga el cerebro”. Gracias a este consejo la decisión fue más fácil, el problema no era cómo ni dónde iba a recibir la formación, sino cual iba a ser mi actitud. En realidad todo depende de mi, por lo tanto me decidí por la más próxima a casa, la sede en Valencia de la Escuela de Osteopatia de Madrid.

De la osteopatia me atrae la anatomía, el conocimiento profundo de la estructura del cuerpo humano es básico. La anatomía descriptiva, características especiales de las estructuras, fisiología y neurofisiología, análisis biomecánico, patología (disfunciones), tratamientos y sobretodo diagnóstico: análisis de la postura, desequilibrios, compensaciones, dolor, examen de los reflejos, tests ortopédicos y de movilidad, etc. Se positivamente que no es la única forma de abordaje en terapia manual, como McKenzie y Neurodinámica, ni la mejor ni la más completa. Hace tiempo que he llegado a la conclusión de que hay que conocer cuantas más disciplinas mejor, y la osteopatia me atrae especialmente, así que espero que la expectativas que tengo se cumplan.

“Sin un buen diagnóstico, las técnicas y abordajes no sirven de nada”

Podemos aprender mil técnicas, mil abordajes, mil formas de tratamientos, pero si no somos capaces de realizar un buen razonamiento clínico, el tratamiento será un fracaso puesto que no estaremos trabajando el origen del problema, tan solo estaremos incidiendo en alguno de los síntomas que dicho problema presenta. Por lo tanto, no debemos perder el norte, el juicio clínico, la evidencia científica es lo que nos guía en nuestro trabajo diario como fisioterapeutas, así es como lo veo yo, y esto es lo que espero de la osteopatia, que me aporte razonamiento y nuevos conocimientos y me de herramientas para abordar las lesiones/patologías/disfunciones con mayores garantías.

Así que, de ahora en adelante, publicaré una serie de entradas dedicadas a resumir los fines de semana osteopáticos. El jueves comenzamos con el Seminario 1: Bases Metodológicas, Biomecánica, Neurofisiología Osteopática, introducción al diagnóstico y a las técnicas osteopáticas. Razonamiento clínico osteopático.

Un saludo

#fisioterapia para #fisioterapeutas

Hace un par de meses que vengo utilizando mi portátil de una forma diferente. La red me ha enamorado y me tiene enganchado, he descubierto un maravilloso mundo que me tiene atrapado y del que no se si voy a poder escapar. El año pasado, a estas alturas, abrí una cuenta de twitter sin saber muy bien lo que era, la tuve aproximadamente un año parada, tan solo seguía a periódicos, estrellas del deporte y a algún amigo. Después de unos meses, volví a entrar y empecé a seguir a compañeros de profesión, fisioterapeutas, especialistas en neurología, algún que otro rehabilitador, decanos de colegios profesionales, osteópatas, críticos con el sistema y con las pseudociencias, compañeros muy formados que tenían mucho que ofrecerme, información, divulgación, discusión y muchas conclusiones, todas buenas incluso con las que no estoy totalmente de acuerdo. Parte de la comunidad que encontramos en twitter, la encontramos en fisioterapiasinred.com, Inteligencia Colectiva para el Conocimiento en Fisioterapia 2.0 (ojo con este concepto, parte de nuestro futuro como colectivo está aquí, en la red). Merece la pena seguir a esta gente, aunque no se esté totalmente de acuerdo con todo lo que allí se plantea; es una muy buena manera de estar actualizado y de ver por donde van las tendencias y sobre todo por donde no van. Recomiendo leer a los diez que aparecen en el blogroll “Me motivan” de este blog, aunque hay muchos más que iré poniendo con el tiempo.

Un día decidí escribir un post hablando sobre la Inducción Miofascial y las Terapias Miofasciales y al twittear el link del post me encontré con una grata sorpresa, ¡había compañeros que hacían comentarios en el blog!, y no solo eso, uno blogger acabó pidiendo mi mail y me mandó su opinión personal según su experiencia y de alguna forma me sirvió a la hora de tomar algunas decisiones personales/profesionales que he tenido que ir tomando este último año. Aunque no estoy de acuerdo con todas las opiniones, las respeto mucho y nos hacen crecer a todos.

Por lo tanto, amigos #fisioterapeutas, os recomiendo que entréis en este mundo y lo disfrutéis tanto como yo, compartiendo o simplemente haciendo de espectadores, que es mi caso durante la mayor parte del tiempo.

Entren y disfruten.

NOTA: esto engancha

 
 

Buscando el camino

Llevo un tiempo dándole vueltas a cómo comenzar con el blog. Por mi cabeza han pasado algunas posibilidades, un post técnico, un análisis bibliográfico, opinión, crítica y/o auto crítica, etc; pero quería algo que definiera mi estilo e identidad como fisioterapeuta y no sabía por donde encauzarlo, ya que quien se está intentando encauzar soy yo, y tras darle mil vueltas, he llegado a la conclusión de que el camino es resolver mis propias dudas conociendo todas las posibilidades, vamos a intentar resolver este puzzle.

Para empezar y como he comentado en alguna ocasión , cuando acabamos la carrera no tenemos ni idea de nada. Gracias a que la fisioterapia es una profesión relativamente joven, estamos viviendo un momento en el que aparecen técnicas, corrientes y filosofías nuevas todos los años y es difícil saber, a priori, cual es el camino a seguir en nuestra formación. Todo el mundo habla de la osteopatia como la opción principal tras estudiar fisioterapia (sin querer entrar en la polémica fisioterapia versus osteopatia y el rechazo o no de los osteópatas hacia la fisioterapia). Como estudiante no tuve demasiada información de cómo continuar con mi formación, es más, me dijeron que como fisioterapeuta me iba a comer el mundo porque había puestos de trabajo en cada esquina (el tiempo no dio la razón a los que defendían esta tesis), y que no había ningún tipo de formación superior homologada en España (esto es verdad, hasta que aparecieron los másters oficiales). Este es el inicio de mis dudas y la de cualquier estudiante de fisioterapia, ¿qué hacemos cuando terminamos? ¿Cómo continuamos?

Entonces comienzas a trabajar, las herramientas aprendidas en la universidad no tienen la eficiencia (sin entrar en la eficacia) que demandan los pacientes (clientes). La fisioterapia a principios del milenio ya no era electroterapia, ultrasonidos, infrarrojos, cinesiterapia, poleoterapia, etc, los pacientes vienen a la consulta y buscan resultados,  piden que les toques, que trabajes con ellos, hagas los ejercicios y les enseñes a realizarlos bien, apliques terapias manuales y muchos buscan la osteopatia.  ¿Por qué? ¿Sabe el paciente qué es la osteopatia? No lo creo, pero la mayoría dicen que están hartos de los tratamientos convencionales, donde todo son aparatos y calor, buscan una terapia con resultados rápidos, eficaces y eficientes (en este punto podríamos discutir sobre la paciencia de los pacientes, pero no es el día).

Parece natural pensar, que tras un conocimiento osteopático, la terapia miofascial complementaría, de una forma al menos interesante, al abordaje terapéutico que nos ofrece la osteopatia. Desde un punto de vista muy personal, creo tanto en la estructura, la  función y en el movimiento, y estos tres pilares formarían la base de mi trabajo. El problema es cómo usarlos y cómo combinarlos. No dejaría de lado el tratamiento conservador e invasivo (punción seca) de los puntos gatillo miofasciales, propuestos por Travell & Simons. Es la primera técnica que aprendí tras terminar mis estudios, y aunque cada vez la empleo menos, es una técnica que en ocasiones es de elección prioritaria para liberar un PGM. 
Creo firmemente que el conocimiento del sistema nervioso es fundamental para nuestro trabajo. Entender cómo funcionamos y los mecanismos que nos gobiernan son esenciales para entender la lesión y poder enfrentarnos a ella, conociendo los límites podremos llegar a abordarlas de una forma más próxima y cercana. El rigor científico nos debe acompañar en todos los actos terapéuticos, y el conocimiento profundo de la anatomía y la función, debe ser el fundamento que los soporta. La neurorehabilitación es pues, otro enfoque más, que complementa con los ya nombrados, tan útil o más, es necesario su conocimiento y puesta en práctica todos los días en las consultas de fisioterapia.
 A estas alturas, podríamos añadir RPG, Alexandre, Mckenzie, Meziers, y muchas otras técnicas que no domino ni de lejos, pero que dependiendo de con quien hable son más o menos maravillosas. Como no las conozco todo lo que debería, intentaré poco a poco realizar aproximaciones que espero me satisfagan, mientras tanto voy a seguir con mi plan que es empezar osteopatia, y voy a hacerlo con la mente bien abierta,  sin dejarme convencer de nada y a apostar por el rigor. Voy a estudiar osteopatia porque necesito saber qué es la osteopatia y hasta donde esta me puede ofrecer. Hay compañeros que me dicen que debería haberlo estudiado hace años, yo no lo creo, he necesitado llegar a este punto para decidirme. No voy a estudiar con el fin de ser osteopata, estudio para ser mejor fisioterapeuta. Sin entrar en polémicas espero no cambiar de opinión, si lo hago, os lo contaré.
Me esperan cinco años por delante, cinco años no son nada
Vicente Lozano
 
 

Las pruebas complementarias y su importancia en el juicio clínico actual

Siendo estudiante de fisioterapia los profesores nos hablaban de radiografías, ecografías, resonancias magnéticas y las definían como pruebas complementarias a los juicios clínicos que debíamos realizar, juicios clínicos a los que dedicamos miles de horas, aprendiendo pruebas, test, técnicas, valoraciones, escalas, etc. 


Cuando empezó mi vida como profesional dedicaba mucho tiempo a la valoración del paciente, valoración de la cantidad y calidad de movimiento, valoración de las compensaciones, del dolor en menor medida y en resumen de la valoración de cualquier detalle que me pudiera indicar dónde residía la disfunción que había hecho que esa persona estuviera ante mi pidiendo ayuda.

¿Qué hacemos cuando en una placa o resonancia no hay evidencias de lesión? ¿Le decimos al paciente que no tiene nada? ¿tratamos?

La medicina actual, la de las últimas décadas,  desgraciadamente depende en mayor medida de los recursos económicos, pero creo sinceramente que las personas que nos dedicamos a esto podemos hacer algo más; uno de mis lemas es menos pruebas complementarias y más juicio clínico. No hay que temer a la clínica, hay que perder todo el tiempo que sea necesario en la correcta valoración del paciente, porque no es una pérdida de tiempo, en realidad es el tiempo mejor empleado, y nuestro paciente, si tiene paciencia, lo agradecerá. Además hay que abrir los ojos, ver más allá de lo que nos cuenta el paciente, cuál es la causa y el origen del dolor que le ha traído ante nuestras manos.

Debemos huir de la “fastmedicine”, el juicio clínico es el paso más complicado, el más costoso y el que requiere todos los sentidos y conocimientos del terapeuta, no debe ser un paso veloz ni apresurado, las patologías y disfunciones requieren tiempo y merecen ese tiempo y sobretodo el paciente es el que merece dicho tiempo.

Mi pregunta no es por qué las pruebas complementarias se han convertido en las que marcan el diagnóstico, a pesar de que podemos encontrarnos con pruebas mal realizadas, sino si seremos capaces de encontrar tiempo para trabajar tal y como nos enseñaron.

Vicente Lozano Beltrán
2012

Conferencia con la Asociación de Mujeres por la Calidad de Vida

 

El pasado jueves 17 de febrero de 2011, estuve dando una conferencia, que acabó siendo una charla-coloquio, en el salón de actos de los servicios sociales del ayuntamiento de Godella sobre la Actividad Física y Salud en poblaciones especiales, promovida por la Asociación de Mujeres por la Calidad de Vida.

La coferencia pretendía concienciar a las asistentes de la importancia que tiene la actividad física en nuestras vidas y como con ella, distintos grupos de poblaciones con enfermedades y disfunciones pueden mejorar su salud y con ello su calidad de vida.
Durante una hora y media estuvimos hablando de cómo el ejercicio regular y pautado, junto con un cambio de estilo de vida (hacia un estilo de vida saludable) donde eliminaremos el alcohol, el tabaco y optaremos por unos hábitos alimentarios saludables pueden hacernos mejorar nuestra calidad de vida, benefiaciandonos física y psicológicamente.

La tercera edad, la osteoporosis y osteopenia, la hipertensión arterial, la obesidad y el sobrepeso y la diabetes fueron las poblaciones tratadas. Ante todo quisimos remarcar la importancia de la prevención, el tratamiento y las pautas de un protocolo de actividad física para cada una de estas enfermedades y de la tercera edad.
Durante la conferencia, las asistentes estuvieron realizando preguntas e hicieron el evento mucho más ameno, participativo y útil, pues estuvimos analizando casos clínicos concretos y presentes.
Ha sido una bonita experiencia que como comuniqué a la presidenta de la asociación no me importaría repetir.
Muchas gracias por su invitación y seguid trabajando así por las mujeres de hoy en día y las del futuro.
“Nunca es tarde para comenzar a hacer ejercicio”
Vicente Lozano

Publicación en la Revista Fisioterapia

“Efectos de la manipulación lumbar y técnica de inducción miofascial toracolumbar sobre el patrón de activación del erector espinal”
M.D. Arguisuelas Martínez, D. Sánchez Zuriaga, V. Lozano Beltrán, F. Granell Blanch, F.J. Peris Beltrán, R. Heras Santos, P. Granell Blanch

Fisioterapia. 2010;32:250-5

Después de terminar el máster de fisioterapia deportiva, un grupo de alumnos y dos profesores nos dedicamos a seguir trabajando en aquel trabajo fín de máster que había dado unos resultados estadísticamente significativos, de tal manera que el año posterior al curso continuamos con el estudio y lo presentamos a la revista Fisioterapia y tras unas modificaciones nos lo han publicado, este es el link donde lo podeis ver:

http://elsevier.es/revistas/ctl_servlet?_f=7032&revistaid=146