¿Qué es lo verdaderamente importante?

Durante los últimos tiempos la marca fisioterapia, de la que tanto se habla, está devaluada. No para los fisioterapeutas, para nosotros todo lo contrario, está cogiendo impulso, pero en la calle no es lo mismo. No recuerdo cuando empezó, hace ya un par de años que vengo detectando que los pacientes acuden a las consultas desconfiados, sin saber lo que les vas a hacer, pero teniendo muy claro que no les vas a hacer.

En el símbolo de la fisioterapia aparece un rayo rodeado por dos serpientes. Los pacientes llegan “rebotados” de otros centros cansados de estos tratamientos tradicionales, y habitualmente alguno suele decir: como me pongas corrientes no vuelvo. Lo primero que tengo que aclarar es que la crítica es al sistema, y no a los profesionales. Es evidente que un tratamiento que conste tan solo de electroterapia analgésica, termoterapia por ultrasonidos y/o infrarrojos u onda corta, muy posiblemente se quede corto y a menudo ineficaz. El tiempo y sobre todo el dinero marcan las pautas de los tratamientos. Creo que el funcionamiento de los Centros de salud y las mutuas son los responsables de esta “desconfiaza” por parte del usuario; existen distintos intereses pero con la misma finalidad, gastar menos.

Las mutuas tan solo tienen un objetivo: que el paciente se vaya a trabajar. Venden humo diciendo que respaldan al paciente ante la lesión laboral, pero mi experiencia me dice que están al lado del paciente mientras está sano, en cuanto les cuesta dinero, ya no lo están. El único objetivo es que esa persona (no olvidemos que cabe la posibilidad de que no sea un estafador y tenga un problema real y doloroso) coja el alta y vuelva a su puesto laboral cuanto antes, costando menos dinero a la mutua, que es la que paga parte de la baja. He tenido el “placer” de trabajar en dos mutuas haciendo sustituciones de verano y en ambas tuve la impresión de lo que reflejo, el paciente era lo de menos. La productividad del pobre fisioterapeuta no se medía en relación a los pacientes sanados, sino en las altas laborales.

En cuanto a los centros de salud, donde tengo mucha más experiencia, me he encontrado otra situación. Las características del paciente tipo son de una persona de más de 60 años, con dolores intensos, falta de movilidad y lo realmente grave, ¡lleva un año esperando a que le llamen! ¿Por qué? Existe un patrón que tiene el objetivo de ahorrar costes pero que en la mayor parte de los casos lo incrementa y lo multiplica.

Ejemplo:

  • Clínica: Mujer con dolor en el hombro que aparece al peinarse, planchar y abrocharse el sujetador (se que lo estáis pensando). Partimos desde el punto que la paciente va a su médico en cuanto le aparece el dolor, aunque rara vez ocurre esto.
  • Evaluación: con suerte movilización pasiva del hombro buscando limitaciones.
  • Tratamiento: antiinflamatorios durante una semana (y si persiste vuelva).
  • Evolución: paciente que a los 15 días vuelve diciendo que ha notado cierto alivio pero en cuanto deja de tomar los Aines vuelven las molestias. 15 días.
  • Tratamiento: tome otra caja de antiinflamatorios un poco más fuertes y no se olvide del protector gástrico y le voy a mandar unas placas. Debe de tener usted una inflamación en el manguito rotador y con la edad, acompañar una tendinits con artrosis no es muy bueno. Cuando le hagan las Rx pida cita y las vemos.
  • Evolución: con un poco de suerte a los 15 días (mucha suerte) le hacen las placas y a vamos a nuestro médico, que la mira y remira, y dice, ¡artrosis! y como a la pobre señora le duele mucho, le manda a el traumatólogo del centro de especialidades para que la valore. 15 + 21 = 5 semanas desde la aparición del dolor.
  • Traumatólogo: 2 – 3 meses después de visitar a nuestro médico de cabecera y que este nos mandara al trauma, nos llaman del centro de especialidades y el buen doctor/cirujano nos visita, ¿qué le pasa señora? pues mire, me duele el hombro desde hace aproximadamente 4 meses, al principio llegaba hasta el primer estante de los estantes de la cocina, pero ahora necesito que me ayuden. Me hicieron unas placas y…¡Un momento! ¿Qué hombro? El derecho…bien bien y qué quiere un resonancia? Venga pues, vamos a hacerle una resonancia y vamos a ver…entregue este papel fuera y ya le llamarán (y todo sin levantarse de su silla).
  • RMN: a los dos meses le hacen la resonancia y al mes le vuelve a visitar al trauma. 3 meses más y ya vamos por 7 meses desde la aparición del dolor. Sin entrar en detalles el doctor confirma un engrosamiento del manguito de los rotadores y un rotura parcial del supraespinos y varias cosas más que pone en el informe del especialista en radiología. El doctor decide mandarte a rehabilitación, pero para eso te tiene que ver el médico rehabilitador, tendré que esperar 1 – 2 meses más para que llegue el gran momento.
  • Médico rehabilitador: a ver, si, tendinitis manguito rotador, mmm ultrasonidos y iontoforesis con volt…diclofenaco (no diré marcas), lleve esto a su centro de salud y ya le llamarán. Ese mismo día, sale la señora corriendo del doctor, va a su centro de salud, entrega en el gimnasio la carta para hacer rehabilitación y el fisio le dice que cuando tenga un hueco le llamará. Como no es una urgencia, como un intervención quirúrgica, pasa a la lista de espera, que puede ser de como mínimo un mes. Al mes le llaman y empieza rehabilitación con el fisioterapeuta a los 10 meses tras la aparición del dolor.
  • ¿Tras 10 meses y 10 sesiones de electro, ultrasonidos, hielo, escalera, rueda y lo que sea, de verdad alguien piensa que el hombro de la pobre señora va a estar solucionado? Pues aún así, hay fisioterapeutas que lo consiguen, y lo que no lo consiguen, con un poco de suerte tienen algo más de tiempo o dedican parte de su tiempo (vocación) para hacer lo posible por sacar ese hombro adelante.

NOTA: ¿una Eco no nos habría sacado de dudas el primer día? No se, yo solo pregunto

Este ejemplo es posiblemente una exageración (y a conciencia) de la situación real, pero tiene matices con los que nos encontramos todos los días. A mi juicio creo que el paciente ha sido visto por tres doctores antes de llegar al fisioterapeuta, y a lo mejor no hacía falta tanto rodeo. Se de buena mano que hay médicos de cabecera que piden poder mandar a pacientes a rehabilitación sin pasar por tanto trámite, con el único objetivo de favorecer la salud de su paciente (que es lo más importante). Tengo la sensación que todo es por evitar hacer pruebas caras, y lo alargamos tanto entre todos que al final acaba realizándose todas las pruebas posibles y lo que es peor, la lesión se perpetua.

A pesar de que profesionalmente me dedico a la fisioterapia privada, tengo que decir bien alto que creo, y mucho, en la fisioterapia en atención primaria y hospitalaria, pero creo que hay que sentarse y organizarnos un poco, por que el usuario empieza a darse cuenta de que va de un lado para otro sin ningún beneficio.

Anuncios

#3NFSR: La fisioterapia en su máxima expresión

Comité organizador fisioterapia sin red

“Somos un grupo de amigos, nos juntamos 8 por Internet, luego 12 y hoy somos 225”

Esta frase pronunciada por @villovi_fisio a la hora de finalizar las jornadas, resume perfectamente el poder que tenemos como colectivo. Colectivo en el que cabemos todos independientemente de nuestras especialidades. Hoy he entendido el eslogan:  “inteteligencia colectiva en conocimiento en fisioterapia 2.0”.

Este fin de semana se ha celebrado en Valencia la I Jornada Clínica de Fisioterapia Sin Red. Muchos de los allí presentes hemos ido conociendo este movimiento durante los últimos meses, al menos ese es mi caso, y este sábado 3 de noviembre de 2012 pasará a la historia de la fisioterapia por varias razones. La primera es la jornada en si misma, 4 profesionales presentando un método o concepto, más o menos conocido, y lo más novedoso, los 4 abordan 4 casos reales. La segunda es las ganas de cambio en la realidad de la fisioterapia, un cambio que haga crecer a la profesión y que llegue a la madurez. Este espíritu se ha contagiado a los presentes. Si queréis pruebas solo tenéis que comprobar el hastag #3NFSR que ha sido TT durante unas horas el sábado 3 de noviembre.

Pepe Guillart,  nos habló del abordaje en el método Mackenzie, desconocido totalmente para mi, pero desde hoy mismo voy a explorar el método por las múltiples posibilidades que nos da. El método Mackenzie, más allá de efectividad que tiene a la hora de tratar patología de la espalda, nos muestra como la observación en fisioterapia es sumamente importante. Robin Mackenzie, descubrió de forma casual, observando a sus pacientes, una forma de trabajo desarrollada al aplicar una serie de movimientos en la columna lumbar.

En cuanto a Iván Bennasar, nos propone un concepto en el que el ejercicio es la base del tratamiento. En su exposición consiguió que nos sintiéramos identificados, ¡que poco peso tienen los ejercicios en nuestro trabajo! Aunque el paciente no tuvo los beneficios esperados, al menos los que yo esperaba, tengo que decir que creo que era la exposición más complicada de todas, y el paciente no era nada fácil.

Carlos Rodriguez se encargo de introducirnos en neurología, INN – Neurodinámica,  y en lo bonito y preciosista de esta especialidad de la fisioterapia, creo coincidir con tod@s cuando digo que su ponencia fue la gran triunfadora del día. El tratamiento de la hemiparesia que pudimos ver fue sencillamente sublime, el buen uso de los tiempos, la actitud hacia el paciente y hacia la patología y como pudimos ver un tratamiento de tanto nivel que al acabar el público se puso en pie para dedicar una gran ovación al fisioterapeuta. Pocas veces tenemos la oportunidad de ver un trabajo tan íntimo y personal y el sábado en estas maravillosas jornadas pudimos disfrutarlo.

“La cabeza es redonda para cambiar el sentido del pensamiento” F.Picabia

Personalmente también me ha gustado mucho la última intervención de Julio Hernández que con mucha delicadeza ha ido desgranando poco a poco la patología de la paciente. Esta no era un paciente fácil, con una patología complicada, mucho tiempo de evolución, mucho tratamiento inútil, y se presentaba ante nosotros en un marco que seguramente le ha impactado, al final la paciente ha desarrollado una reacción emocional, llorando en plena sala, supongo que harta de ir de lado a lado y que su dolor, que le impide realizar AVD, no desaparezca.

Cuando terminaron las ponencias, comenzó un mesa redonda donde se abordaron aspectos técnicos que habían ido a pareciendo durante las ponencias de estos 4 supercracks de la fisioterapia, pera aparecieron otras cuestiones muy interesantes: la identidad de los fisioterapetas, el pensamiento crítico como base de nuestros abordajes, el razonamiento clínico como guía en nuestros tratamientos, el papel de las universidades la “educación” de los alumnos hacia la evidencia científica. Detrás de todos estos aspectos creo que había de forma enmascarada la sensación de lo que en realidad  hablábamos era de la marca fisioterapia y de cómo empezar a potenciarla, encontrar nuestro lugar y hacernos fuertes en él, investigando desarrollando proyectos como por ejemplo en el que estábamos en ese mismo momento. Creo que en el fondo de lo que allí se habló fue de fisioterapia en su máxima expresión.

Queda mucho trabajo por hacer, y el 2.0 es un buena forma de comenzar.

Un saludo

Os dejo unos enlaces a otros blogs que han escrito sobre el evento, merece la pena:

@blogfisio                                                      http://blogfisio.wordpress.com/2012/11/04/3nfsr-no-hace-falta-decir-mas/    @fisioactividad                                                   http://pakk23.wordpress.com/2012/11/05/3nfsr-i-jornadas-clinicas-fisioterapia-sin-red-ii/

Aquí estoy @fisiomasaje (Elisa) en el congreso

@fisiomasaje  y @vike81, desvirtualizados