Inducción miofascial

Llevo varios meses poniendo en práctica con un reducido número de pacientes las técnicas de inducción miofascial, impartidas por A.Pilat y su equipo con un resultado altamente satisfactorio. Ha sido tan grato el resultado que ha hecho tambalear mis ideas acerca de cómo tenía que seguir formándome. Me explico, llevo años sin encontrar el momento de estudiar osteopatia, y ahora que me había decidido he tenido dudas. ¿Estudio osteopatia o acabo miofascial?, ¿Del principio de la osteopatia “la estructura gobierna la función” a “desde la estructura hacia la función”? al final la decisión ha sido sencilla…hago las dos cosas.

¿Qué me seduce del sistema fascial?

“La fascia lo une y lo separa todo, separa y une todo” L.Issartel

El sistema fascial une todo el organismo formando un todo. Estamos ante un sistema que forma un red ininterrumpida que controla todos los componentes del organismo. Citando a A.T.Still:

No conozco ninguna parte del cuerpo que iguale a las fascias como campo de ensayo. Creo que los pensamientos más fructíferos e importantes aparecerán cuando se prosiga el estudio de las fascias, más que de cualquier otra división del cuerpo. Cualquiera que sea el punto de vista desde el que consideramos la fascia, aparece una maravilla. La importancia de la fascia en la vida y la muerte nos plantea uno de los mayores problemas por resolver. La fascia rodea cada músculo, cada vena, cada nervio y todos los órganos del cuerpo. Existe una red de nervios, de células o de tubos que entran y salen de esta; es atravesada y, sin duda alguna, llenada por millones de centros nerviosos y de fibras que prosiguen el trabajo de secretar y excretar líquidos vitales y destructores. Gracias a su acción , vivimos, debido a su decadencia morimos

La fascia lo envuelve todo, es la responsable de la estructura, algunos autores (Pilat, Rolf) comparan la estructura del sistema fascial con la de una naranja, donde la pulpa rellena los compartimentos formados por la estructura de la corteza de la fruta. Al sacar la pulpa, observamos que la forma de la fruta se mantiene intacta, conservando la forma original de la naranja.

El sistema fascial proporciona soporte, protección, integridad, sostén, amortigua, permite la fijación de otros elementos, nutre a los tejidos, es responsable de la coordinación hemodinámica (manteniendo el bombeo circulatorio)  junto con el sistema linfático y vascular con los que está íntimamente unida y da un equilibrio natural al organismo cohesionando todas la estructuras. El sistema fascial presenta otras funciones complementarias como son la ayuda en los procesos bioquímicos a través de las actividades del líquido intersticial, regulación de la homeostasis, la ayuda en la preservación de la temperatura corporal y en el saneamiento de las heridas (producción de colágeno).
¿Por qué inducción miofascial y no liberación, relajación o estiramiento miofascial? Es simple, el fisioterapeuta facilita el proceso, no es el protagonista, la protagonista es la fascia.  


La relación que aparece entre fisioterapeuta y paciente es una relación de total confianza, se requiere cierto grado de intimidad, unas condiciones ambientales adecuadas, que el paciente el fisioterapeuta estén en una postura adecuada y cómoda.


A la hora de aplicar el tratamiento hay que mantener un contacto con el paciente firme, pero no duro, aplicando un correcto ángulo de contacto, buscamos la profundidad y no la velocidad. La única herramienta de trabajo son nuestras manos que aplicaremos sobre los tejidos trabajando a nivel superficial y profundo; existen distintos tipos de técnicas dependiendo del plano fascial que trabajemos, pero no hablaremos de estas en este post.
¿Qué me está costando más a la hora de aplicar las técnicas? 


Aunque al principio lo más complicado es saber donde estas (epidermis, tejido subcutaneo, músculo, fascia), yo diría que una vez superado el problema del tacto el paciente y el escepticismo que presenta ante este tipo de técnicas desconocidas para el es lo más problemático de gestionar. He de matizar un par de cosas, cuando realizas este tipo de cursos, a los que acudimos fisioterapeutas con la mente muy abierta,  y practicamos una técnica detrás de otra, los alumnos estamos sobreestimulados, cualquier contacto, estimulo, impulso, va a hacer que reaccionemos rápidamente porque llevamos tres o cuatro días recibiendo mucha información en nuestro cuerpo, además puesto que estamos allí, estamos esperando una reacción, en este caso miofascial, esperamos movimiento. Una vez acabado el fin de semana de seminario, volvemos a nuestras consultas el lunes, y volvemos “educados”, es decir, nuestro cuerpo sabe que es lo que hay que sentir y como debemos dejarnos llevar si recibimos un tratamiento de este estilo, pero nuestro paciente no. Es importante pues, educar bien al paciente, que sea muy consciente de todo lo que va a sentir, y darle la confianza necesaria para que se encuentre lo suficientemente relajado como para tener éxito en tratamiento.


Hay varias cuestiones que me está planteando esta técnica, bueno mejor dicho el tejido fascial, su papel en la medicina actual, el tratamiento y la importancia que se le otorga. No me puedo explicar el maltrato que recibe. No puedo entender como se desecha el tejido  en las clases de anatomía en las Facultades de Medicina; algunos compañeros médicos a los que les he preguntado me han comentado que el tejido fascial o aponeurótico  se separa rápidamente para poder empezar la clase de anatomía, no me lo explico, y no me explico tampoco el desconocimiento que se tiene sobre el. Incluso en la escuela de fisioterapia, no que no hubiera mención especial del tejido fascial, tan solo unas prácticas relacionadas con las técnicas de inducción miofasciales pero mal explicadas. 

Leahy y Mock, 1992no se puede apreciar cuan móvil, elástica y resbaladiza es la fascia disecando cadáveres embalsamados en la escuela de medicina.


Como conclusión final, destacaré dos aspectos, el primero es que estamos ante una forma de trabajo muy eficaz, que nos va a dar mucha satisfacción y éxito en los tratamientos; las restricciones miofasciales pueden ser las disfunciones que hacen que el paciente acuda a nuestra consulta, y en muchas ocasiones su tratamiento puede ser el que resuelva el problema. En otras ocasiones puede ser una técnica que se complemente perfectamente con técnicas manipulativas osteopáticas, punción seca, RPG, etc. El segundo aspecto a destacar es que aún queda mucho por hacer, el tratamiento que se da a esta terapia miofascial es primitivo en las facultades de medicina y fisioterapia, hay que darle más importancia desde el principio de nuestros estudios y no tener que llegar a cursos de especialización para empezar a considerar al tejido miofascial actor principal en la vida diaria de un fisioterapeuta, y meto en el mismo saco a los médicos porque ellos son lo que ven a los pacientes en primera instancia, y deben reconocer, explorar, las disfunciones del tejido miofascial para remitirlas rápidamente fisioterapia y que la restricción no se perpetúe en el tiempo.


En los siguientes post hablaré de las técnicas miofasciales, su aplicación, indicaciones y contraindicaciones, resultados y del principio de tensegridad, pero esto será otro capítulo, dentro de este tan extenso, novedoso y apasionante tema.


Espero comentarios y experiencias 


Vicente Lozano @vike81


Andrzej Pilat. Terapias Miofasciales: Inducción Miofascial. Aspectos teóricos y aplicaciones clínicas. Ed McGraw Hill Interamericana 2003
Serge Paoletti. Les fascias. Rôle des tissus dans la mécanique humaine. Ed Paidotribo 2004


Anuncios

9 pensamientos en “Inducción miofascial

  1. Como ya te he comentado vía Twitter, yo soy uno de los escépticos. Durante el posgrado que hice allá el año 2001 sobre técnicas específicas en fisioterapia, de duración 1 año, donde entraban entre otras, Mezieres, RPG Cadenas musculares, Maitland, Kabat… Ya ves que de todo un poco (me sirvió para profundizar en muchos conceptos que durante la carrera no tuve el placer), y uno de ellos era inducción miofascial (2 fines de semana), así que supongo que sería una pequeña base.Dicho ésto, no me gusta criticar des de el desconocimiento (tampoco es que sea un experto en miofascial), para mí la fascia representa un complemento muscular, tejido aponeurótico que se desliza por encima de la musculatura y debajo de la piel, formando sus propias adherencias.De toda esa "pequeña" descripción, que quizás sea incorrecta pero seg9uro que incompleta, (pero yo la recuerdo así), no me parece en absoluto tan evidente ni que juegue un papel tan fundamental como comentas en toda tu entrada.Me explico, durante mi experiencia clínica, por ejemplo actualmente en pacientes con afectación neurológica, veo totalmente secundaria o quizás terciaria el papel de la fascia, que por supuesto que se retrae, pero como lo hacen otras estructura del organismo secundarios al problema principal.En afectaciones musculo-esqueleticas, donde hay tantas teorías, conceptos, métodos y técnicas (creo que la que más en fisioterapia), sigo pensando que lo primero que rige es el cerebro y todo su sistema nervioso; "El sistema muscular es un reflejo de cómo está nuestro sistema nervioso" y por ende, el de las fascias.A lo que me refiero es que la retracción fascial y sus adherencias son consecuencia de problemática principal, como hipertonías, problemas mecánicos que desarrollen un dolor y en consecuencia como protección haya respuesta de retracción, una sensibilización central del dolor crónico que en defensa tenga menor tolerancia a éste y haya respuesta mecánica en defensa…En fin, ésta es la linea de mi pensamiento, y ojalá se demuestre científicamente que éstas, si funcionan, pero me costará sinceramente un poco viendo mi experiencia clínica.

  2. Yo tengo hecho dos niveles de formación fascial con Pilat. A nivel teórico es muy interesante el concepto de tensegridad y todo el entramado que forma el tejido fascial. También es muy interesante la sensibilidad que te obliga a adquirir por el mero hecho de que aprendes a tener un contacto firme pero suave.Sin embargo mi experiencia (me formé hace ya más de 5 años) dista de ser tan positiva como tú dices. Como todas las técnicas, dependen mucho de la expectativa del paciente y tenemos que tener en cuenta ese 30% de placebo que llevan implícitas las terapias manuales (placebo que en mi opinión debemos aprovechar, pero sabiendo que está ahí).Las técnicas superficiales sí me parecen útiles en su mayoría, y hay técnicas (como la relajación de la musculatura suboccipital) que funcionan extremadamente bien en algunas lesiones. Pero dichas técnicas son muy parecidas a otras muchas que reciben otros nombres. El mismo perro con distinto collar.Y ya, si nos metemos en el nivel cráneo-sacro, mientras más conozco menos plausible me parece.Como dices, yo también acudí al curso con la mente muy abierta. Pero por muy entusiasmado que terminase el curso (como ocurre con casi todos) he tenido tiempo para poner las cosas en perspectiva y darme cuenta de que es una herramienta terapéutica más, y que tiene multitud de fallos, a mi parecer, en su planteamiento. Por ejemplo, como dice @Fisioaso, no creo que para un AVC tenga ninguna utilidad (como sí que nos dijo que la tendría Pilat en el seminario).Como hay partes en las que sí he visto (sólo en mi práctica clínica) una alta efectividad, confío plenamente en que acabe habiendo publicaciones de calidad que demuestren eficacia de determinadas técnicas. Pero mientras tengamos los ojos bien abiertos y pongamos, como ya he dicho, las cosas en perspectiva.

  3. Gracias por tu respuesta FisioAso, en realidad no pretendía con el post defender a capa y espada las técnicas miofasciales, tan sólo pretendía mostrar que existen y que estas técnicas son útiles en algunos tratamiento y que es una formación más a tener en cuenta.En principio voy a continuar con dicha formación por el hecho de la intriga, quiero saber mas. Tampoco creo que el sistema fascial desempeñe ese papel fundamental; en el post hay una parte descriptiva. Mis dudas hacen que no me haya decidido por estudiar solo miofascial, por eso tengo que continuar con la formación y en octubre empezaré osteopatia y si puedo hacer algún curso de Moseley o de la SEFID. Por cierto, yo estuve en el primer congreso en Valencia y la verdad es que me entusiasmo, pero…quizá en aquel momento los conceptos no terminaran de enganchar (probablemente por desconocimiento de los mismos). http://fisioterapiaengodellavicentelozano.blogspot.com.es/2010/02/i-congreso-internacional-de.htmlPara terminar, agradecerte realmente tu opinión y la crítica. Todos los días intento ser mejor en mi trabajo y solo se que esto es posible cuando dejas que otros te enseñen. Gracias

  4. Gracias FisioStacruz, la verdad es que creo que dentro de un tiempo estaré de acuerdo contigo en todo lo que dices, por ahora estoy disfrutando de la técnica. Me explico, sobre todo estoy aplicando las técnicas en diafragma, planos transverso – nivel clavicular y pélvico y la técnica comentada de inducción suboccipital y estoy muy satisfecho con los resultados obtenidos. Pero estoy completamente de acuerdo contigo en que las técnicas nuevas con perspectiva, que aún recuerdo cuando termine en 2006 la técnicas de punción seca…todo se podía pinchar, todo se podía tratar con unas buenas RELs y con el tiempo…ya no es lo mismo. Supongo que con miofascial pasará lo mismo, y como he le he contestado a FisioAso, hay que continuar formándose. Un saludo y muchas gracias por el comentario

  5. Evidentemente miofascial no es la panacea, pero creo que es una tecnica a tener en cuenta. Creo.que el enfoque es distinto a nivel de trauma que de neuro. Pero tambien recordar que las actuaciones externas actuan en.cerebro y qie el.camino se puede recorrer en ambos sentidos, y debemos aprovecharlos y usarlos los dos. Miofascial es una.buena tecnica, yo la he usado con exito donde otras.cosas fallaban. Repito que.no creo que sea la panacea, pero que se debe tener en.cuenta. Hay que.darle la.importancia justa. Mi.humilde opinion 😉

  6. Gracias @reyesneurofEs exactamente lo que quería expresar. Es una técnica que puede sernos de mucha utilidad y dar una voz de alarma ante el poco protagonismo que creo que tiene en las facultades.Un saludo y gracias de nuevo por tu comentario

  7. Hola VicenteCreo que es un error pensar que una sola técnica o un sólo abordaje va a ser siempre útil y efectivo en todo tipo de pacientes. Bajo este punto de vista, estoy de acuerdo con mucho de lo dicho por los comentaristas. Se trata de que el juicio clínico nos lleve al abordaje técnico más apropiado en cada momento y cuándo más completo uno sea, mejor para el paciente. Dicho esto, me gustaría aportar algunos recursos en relación a la investigación en el terreno de la fascia. Cómo probablemente sabréis, desde el 2007 se celebra cada año el International Fascia Research Congress (http://fasciacongress.org/), dónde se recogen los avances en este terreno. Os recomiendo mucho la lectura de sus "collected papers" y seguir su cuenta de TW (https://twitter.com/#!/fascia2012). Os recomiendo también la web http://www.somatics.de/ donde hay una cantidad ingente de investigación acerca de la fascia, el tejido conjuntivo en general y otros aspectos. Hay que destacar la figura de Robert Schleip PhD como el personaje más influyente ahora mismo en la investigación en este terreno (podéis ver vídeos en youtube). Para finalizar y en relación al concepto de Tensegridad son de lectura obligada los trabajo de Donald Ingber (http://wyss.harvard.edu/viewpage/121/donald-e-ingber) que son innumerables y porque no decirlo densisimos! Si os interesan tengo una surtida colección ya que hice un curso totalmente centrado en esto. No quisiera dejar de mencionar el exquisito libro "Promenades sous la peau" del Dr. Guimbertau y sus vídeos sobre las microvacuolas (http://www.guimberteau-jc-md.com/en/)Siguiendo un poco el hilo de lo que se ha dicho en esta entrada, yo visualizo la fascia en relación al sistema nervioso pero no tanto en su vertiente nociceptiva sino en la propioceptiva. Es sabido que la fascia está repleta de corpúsculos propioceptivos, terminales finales encapsulados de fibras mielinizadas de gran diámetro. Mi visión de la fascia está más concebido como un sistema de comunicación entre tejidos que no como fuente de nocicepción (aunque lo puede llegar a ser). Esta propiedad, la convierte en un tejido diana para nuestras intervenciones al sernos útil tanto para el diagnóstico como para el tratamiento. Mi experiencia con este tipo de técnicas es bueno y las uso a diario, pero no cómo único abordaje al paciente.Disculpad la extensión del comentarioUn saludo Osteobcn

  8. Hola Osteobcnla información que nos presentas es de gran utilidad, ya soy seguidor de fascia2012!!En cuanto a utilizar esta técnica u otra únicamente para nuestros tratamientos, yo también pienso que es un error, debo haberme expresado mal, porque en ningún momento quise decir tal cosa, tan solo poner de manifiesto que desde que vengo tomándole mayor atención, los resultados en mis tratamientos son mejores que antes y que creo que se le podría dar un protagonismo diferente (mayor) al que tiene en los estudios universitarios.Un saludoVike81

  9. Excelente post! Soy estudiante de fisioterapia y aunque solo estoy en los primeros semestre, siempre estoy leyendo de todo… Me gusta ésta especial concentración del sistema miofascial basandose que la inducción del mismo está entre una de las teorías básicas de la Fisioterapia.Creo,que si se profundizaran más los estudios en este tema habrían demasiados beneficios en los pacientes. De ante mano, gracias por compartir conocimientos e ideas que el futuro muchos utilizarán. Lisseth Anahys

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s