Las pruebas complementarias y su importancia en el juicio clínico actual

Siendo estudiante de fisioterapia los profesores nos hablaban de radiografías, ecografías, resonancias magnéticas y las definían como pruebas complementarias a los juicios clínicos que debíamos realizar, juicios clínicos a los que dedicamos miles de horas, aprendiendo pruebas, test, técnicas, valoraciones, escalas, etc. 


Cuando empezó mi vida como profesional dedicaba mucho tiempo a la valoración del paciente, valoración de la cantidad y calidad de movimiento, valoración de las compensaciones, del dolor en menor medida y en resumen de la valoración de cualquier detalle que me pudiera indicar dónde residía la disfunción que había hecho que esa persona estuviera ante mi pidiendo ayuda.

¿Qué hacemos cuando en una placa o resonancia no hay evidencias de lesión? ¿Le decimos al paciente que no tiene nada? ¿tratamos?

La medicina actual, la de las últimas décadas,  desgraciadamente depende en mayor medida de los recursos económicos, pero creo sinceramente que las personas que nos dedicamos a esto podemos hacer algo más; uno de mis lemas es menos pruebas complementarias y más juicio clínico. No hay que temer a la clínica, hay que perder todo el tiempo que sea necesario en la correcta valoración del paciente, porque no es una pérdida de tiempo, en realidad es el tiempo mejor empleado, y nuestro paciente, si tiene paciencia, lo agradecerá. Además hay que abrir los ojos, ver más allá de lo que nos cuenta el paciente, cuál es la causa y el origen del dolor que le ha traído ante nuestras manos.

Debemos huir de la “fastmedicine”, el juicio clínico es el paso más complicado, el más costoso y el que requiere todos los sentidos y conocimientos del terapeuta, no debe ser un paso veloz ni apresurado, las patologías y disfunciones requieren tiempo y merecen ese tiempo y sobretodo el paciente es el que merece dicho tiempo.

Mi pregunta no es por qué las pruebas complementarias se han convertido en las que marcan el diagnóstico, a pesar de que podemos encontrarnos con pruebas mal realizadas, sino si seremos capaces de encontrar tiempo para trabajar tal y como nos enseñaron.

Vicente Lozano Beltrán
2012
Anuncios

3 pensamientos en “Las pruebas complementarias y su importancia en el juicio clínico actual

  1. Hola VicenteTotalmente de acuerdo con lo que comentas. Precisamente hace pocos días escribí un entrada en la misma línea en mi blogCómo tu, pienso que esta habilidad para el diagnóstico a través de las manos, y de una visión más completa del paciente y su problema, nos coloca en una situación ventajosa para fórmular hipótesis en ausencia de hallazgos radiológicos. De hecho, pienso que es una de los aspectos más valiosos de nuestro abordajeFelicidades por la entrada. No conocía tu blogUn saludo

  2. Hola Gerard,este post ha sido un punto de partida, creo que sin retorno, a la hora de encauzar mi blog, hasta ahora tan solo era un mero panel propagandístico de mi consulta, pero gracias a blogs como el tuyo y otros que he ido descubriendo voy a utilizar para compartir experiencias y sentirme mejor conmigo mismo y con mi trabajo.Por cierto, tenemos un amigo en común de Burriana…y tienes a un muy buen amigo mio en la eob de alumno, se llama Gonzalo Jimenez, es de Valencia pero vive y trabaja en IbizaUn saludo y encantado de leerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s